Ni voto útil, ni cambio en Castelldefels

Juan Antonio Gil

Coordinador de VOX Castelldefels

El pasado 28 de mayo el líder provincial del PP y candidato a la alcaldía de Castelldefels, Manu Reyes, obtuvo doce de los veinticinco concejales que constituyen el pleno municipal. Gracias al acuerdo alcanzado con el partido municipalista Som Castelldefels (escisión del grupo socialista), que obtuvo tres concejales, Reyes logró recuperar la alcaldía de Castelldefels después de ocho años en la oposición.

La mala gestión del gobierno municipal formado por una coalición entre PSC, Movem, Junts y ERC durante los mandatos 2015-19 y 2019-23 sumada a las ansias de cambio y de desalojar de la alcaldía a la impopular alcaldesa socialista María Miranda, provocaron la concentración del voto de rechazo en la candidatura de Reyes, quien se postulaba en campaña como “el voto útil” y el “cambio” en Castelldefels.

Cien días de gobierno popular han sido suficientes para desmentir los eslóganes electorales del candidato Reyes: ni ha sido útil votar al PP ni se ha producido un cambio apreciable en las políticas y en la gestión municipal.

Los vecinos siguen igual de insatisfechos con la limpieza que con el gobierno anterior, la circulación por el centro de Castelldefels sigue siendo imposible (y pronto lo será todavía más con la implantación de la zona de bajas emisiones), el Paseo Marítimo sigue invadido por el comercio ilegal, la inseguridad y el incivismo siguen aumentando en nuestras calles sin que se tomen medidas contundentes y, los separatistas y la izquierda siguen marcando la agenda ideológica y cultural del ayuntamiento (véase por ejemplo a nuestro progre alcalde apoyando enérgicamente el día del orgullo o personándose uno de los miembros de su gobierno en la ofrenda floral al genocida Companys). Los vecinos más desentendidos de la política municipal no deben haberse percatado del cambio de color del ayuntamiento, porque no hay absolutamente ningún cambio significativo en la gestión. Cambio de sillas pero no de políticas.

La utilidad de concentrar el voto en el PP también ha quedado comprometida con la primera medida de calado del nuevo gobierno municipal: subir los impuestos. Justo lo contrario de lo prometido en campaña electoral. Siendo Castelldefels uno de los municipios de Cataluña donde se pagan más impuestos, el señor Reyes ha decidido subirlos excusándose en la deuda recibida del gobierno anterior y en el desajuste insostenible entre los ingresos y los gastos del ayuntamiento. Después de estar ocho años en la oposición, parece que nuestro nuevo alcalde  “descubrió” el estado de las cuentas municipales una vez llegó a la alcaldía y después de una campaña extremadamente populista donde engañó a los vecinos de Castelldefels prometiendo imposibles (animo a los vecinos que quieran echarse unas risas a releer el programa electoral del señor Reyes). ¿A qué se dedicó los ocho años en la oposición? ¿Era realmente conocedor del estado económico del ayuntamiento? ¿Ignorancia o mentira?.

El único cambio que vamos a notar los vecinos de Castelldefels durante estos cuatro próximos años va a producirse en nuestros bolsillos. Ni cambio, ni voto útil. Subida de impuestos, promesas incumplidas y cuatro años de campaña electoral y autobombo desde el trono del ayuntamiento caracterizarán esta legislatura que justo acaba de empezar y que, sin duda, se nos va a hacer muy larga.

 

Un petit mitjà amb grans audiéncies...

Reportatges

Fotonotícies

Mapa Baix Llobregat Castelldefels Begues Gavà Sant Climent de Llobregat Viladecans Sant Boi de Llobregat El Prat de Llobregat Cornellà de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Joan Despí Sant Just Desvern Santa Coloma de Cervelló Sant Felíu de Llobregat San Vicenç dels Horts Molins de Rei Torrelles de Llobregat Vallirana Cervelló La Palma de Cervelló Pallejà El Papiol Corbera de Llobregat Sant Andreu de la Barca Castellví de Rosanes Martorell Sant Esteve de Sesrovires Abrera Olesa de Montserrat Esparreguera Collbató
© 2021 Grup Baix Media S.L. All Rights Reserved. Designed By La Premsa del Baix