Contra la homofobia: educación desde la infancia

Claudia Acebrón

Secretària de Polítiques LGBTI+ del PSC Baix Llobregat

Este noviembre leímos una noticia desgarradora: un niño de 11 años ingresado en un hospital, después de que otro menor de 15 años, le propiciara una paliza a la salida del colegio. Le golpeó y quedó inconsciente, y ya en el suelo, continuó pegándole. No era la primera vez que le pegaba, ni que le acosaba, ni que le insultaba, ni que volcaba su ira contra él. En otras ocasiones lo había hecho a grito de “maricón”.

“Maricón”, como insulto y como insulto a un niño de 11 años. ¿Qué hay detrás de la educación de ese niño que propició la paliza, para que la idea de que un hombre sea homosexual o “afeminado” le provoque repulsa, pero, sobre todo, violencia? ¿Qué hay detrás para que se crea con la impunidad de acosarle y agredirle? ¿Quién le ha enseñado la palabra “maricón” y le ha enseñado que es una palabra que puede aplicar para despreciar e insultar a un chico homosexual o “afeminado”?

¿Cómo se construye ese desprecio y violencia en personas de corta edad, que están aún lejos de vivir sus propias experiencias y construir sus propios valores?

Cuando un niño o niña nace lo hace sin prejuicios. Nace sin saber si ser homosexual está bien o mal, ni si el rosa es de niño o es de niña. Nace sin homofobia, ni machismo, ni racismo.

El colegio es el espacio en el que más tiempo conviven los niños y las niñas. Es un lugar de aprendizaje y también de socialización. Precisamente por ello es el espacio donde todo se replica con mayor frecuencia y alcance. La violencia también. Que llamen “marimacho” a una niña de 5 años por jugar al futbol o porque no le guste jugar a muñecas o a cocinitas, con el objetivo de ridiculizarla y convertirla en objeto de burla es violencia. Que llamen mariquita a un niño por llorar, por no ser violento o por jugar a cocinitas, para reírse de él y cohibirle, es violencia. Ambos son ejemplo de las máximas expresiones del machismo en edades tan tempranas. El insulto de “maricón” o frases como “eres una niña”, dirigidas a un niño, pretenden humillar a la víctima atribuyéndole estos roles o características aparentemente femeninos y hacerle sentir inferior. Tener comportamientos de niña te hace inferior porque ser una niña es inferior a ser un niño.

El heteropatriarcado ha trabajado durante siglos para construir sociedades en las que ambas ideas quedasen claras.

Imaginen qué impacto tiene esto en otros compañeros y compañeras de clase que, quizá son homosexuales y temen mostrarse como son, al ver cómo se insulta a otros compañeros por el simple hecho de ser más o menos femeninos o más o menos masculinos. Imaginen qué impacto tienen también para aquellos alumnos y aquellas alumnas que simplemente no se sienten cómodas con el género, los roles y estereotipos que se les asigna, pero que siguen asumiéndolos por miedo al insulto. Así se perpetúa el patriarcado, así se forman víctimas y agresores. Así se crean generaciones intolerantes y a personas encerradas en personalidades, orientaciones sexuales o géneros, que no les identifican.

El bullying homofóbico existe y aquellos/as que lo sufren experimentan un doble silencio como víctima.

El impacto de este acoso en la vida de estas personas puede tener consecuencias muy importantes. Hablamos de fracaso escolar, de aislamiento social o de traumas psicológicos. Las consecuencias pueden ser nefastas, llegando incluso a querer acabar con sus vidas al no poder soportar el acoso que sufren o las secuelas psicológicas de esa violencia que han ejercido contra él o ella.

Este acoso, este bullying, estas agresiones siguen ocurriendo, en un país como España y en 2020. La pedagogía en las aulas es necesaria, pero también fuera de ellas. Los niños y las niñas tienen derecho a crecer en libertad, tanto aquellos que se convierten en víctimas como aquellos que las agreden y que tampoco dejan de ser víctimas del mismo sistema que les dice cómo tienen que ser y comportarse.

Es imprescindible la educación en libertad y diversidad. Los niños y niñas tienen derechos propios, uno de ellos es la educación integral y global, que tiene por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales. Ante esto encontramos propuestas como la  VOX y su Pin Parental. Por supuesto que los padres y madres tienen derecho a enseñarle a sus hijos e hijas sus valores, pero no tienen derecho a que sean solo éstos los que conozcan. Deben ser los hijos e hijas los que cuenten con la capacidad, a través de la educación y el conocimiento, de escoger los suyos propios.

Esta impunidad del insulto y el acoso de niños/as, crea adultos que hacen en la calle lo mismo que hacían en las aulas. El deber de todas las personas tolerantes, democráticas y progresistas es combatir los discursos de odio.  Debemos proteger el derecho al pleno desarrollo de la personalidad humana de los niños y de las niñas. Tenemos que hacerlo con una educación pública y de calidad que lo garantice, con legislación y con pedagogía social.  Debemos trabajar aún más porque los niños y niñas crezcan libres de cualquier referente, a través de, especialmente, la política o los medios de comunicación, que  En el espacio público, que es el de todos/as, no puede existir ningún comportamiento discriminatorio, que ataque, que sitúe a otros como objeto de burlas, que blanquee la homofobia, porque solo así lograremos que tampoco ocurra en el privado.

Educación, educación y educación, como herramienta para construir una sociedad tolerante y libre donde la homofobia, como cualquier otro odio hacia el diferente, no tenga cabida.

 

Un petit mitjà amb grans audiéncies...

Entrevistes

Kiko Amat

Kiko Amat: "M'interessa pintar la bellesa dins de l'horror i la lletgesa

L'escriptor nascut a Sant Boi de Llobregat descriu un món de violència amb ultres de la perifèria i extraradi de Barcelona
653

Reportatges

Els Mossos d'Esquadra i les policies locals i guàrdies urbanes efectuaran entre 350 i 400 controls al dia

Torna el confinament comarcal divendres 9 d'abril

Es reactivarà un dispositiu d’entre 350 i 400 controls diaris, i s’elimina l’excepció que els grups bombolla es pugui moure entre comarques
1209

Fotonotícies

Opinió

Mapa Baix Llobregat Castelldefels Begues Gavà Sant Climent de Llobregat Viladecans Sant Boi de Llobregat El Prat de Llobregat Cornellà de Llobregat Esplugues de Llobregat Sant Joan Despí Sant Just Desvern Santa Coloma de Cervelló Sant Felíu de Llobregat San Vicenç dels Horts Molins de Rei Torrelles de Llobregat Vallirana Cervelló La Palma de Cervelló Pallejà El Papiol Corbera de Llobregat Sant Andreu de la Barca Castellví de Rosanes Martorell Sant Esteve de Sesrovires Abrera Olesa de Montserrat Esparreguera Collbató
© 2015 Mediabaix. All Rights Reserved. Designed By La Premsa del Baix