×

Avís

JUser: :_load: No es pot carregar a l`usuari amb id: 627

Un año de desgobierno municipal

Imprimeix

Manuel Reyes

Portaveu grup municipal PPC a Castelldefels

manu

Este mes de junio se cumple justo un año del nuevo gobierno municipal de Castelldefels configurado gracias a un pacto entre diez formaciones políticas que habían perdido las elecciones pero que se unieron con el único objetivo de echar del gobierno al Partido Popular que había ganado sobradamente los comicios doblando en votos a la segunda fuerza.

Hoy, tras un año de desgobierno, podemos constatar que nuestra ciudad está más sucia que antes y que todavía no sabemos nada del nuevo concurso de limpieza y recogida viaria que lleva ya caducado un tiempo beneficiando así a una única empresa, la misma que lo lleva explotando desde hace más de treinta años.

Un gobierno, que sólo pone trabas al crecimiento económico y turístico de la ciudad. Por culpa de una mala planificación y una nefasta gestión del concurso, este verano los chiringuitos de Castelldefels han sufrido un retraso en su puesta en marcha, lo que ha perjudicado enormemente a un sector que genera muchos puestos de trabajo y que atrae a un gran número de visitantes a nuestra playa, donde por cierto, hay más top manta que nunca y la alcaldesa prefiere mirar para otro lado.

Un gobierno que sólo trabaja para los suyos, pero no para el interés general de nuestros vecinos. Que nos ha metido en la AMI, que no ha querido bajar el IBI, que nosotros sí bajamos durante los años de nuestro gobierno, y que nos ha subido la tarifa de la zona azul de la playa.

Porque lo cierto es que se trata de un gobierno paralizado, que quiere atribuirse la medalla de las políticas sociales sabiendo perfectamente que no tienen todas las competencias en esa materia porque recaen en la Generalitat y el Estado al que por cierto aprovechan para echar la culpa de todo alineándose con el discurso victimista de los que quieren romper con España.

Mientras tanto, los vecinos no están contentos con el cambio porque es un gobierno ilegítimo que traicionó a la democracia y no escuchó su voluntad mientras se repartían el poder y las sillas en los despachos. No queremos que lo que ha pasado en Castelldefels pase en el resto de España tras el 26J. Por ello, desde esta columna queremos animaros a apostar por un gobierno moderado y estable con experiencia que nos siga llevando por la senda del crecimiento, la recuperación y el empleo. Mientras tanto, nosotros seguimos trabajando por nuestra ciudad con la esperanza de poder volver a gobernarla y hacer realidad nuestro proyecto que defendemos y explicamos desde nuestra nueva sede del PP de Castelldefels situada en la calle Arcadio Balaguer 83 donde estamos a vuestra disposición.