PP pacta con CIU para gobernar Castelldefels

Imprimeix
El 'popular' Manu Reyes gobernará con los nacionalistas

El alcalde de Castelldefels, Manu Reyes (Barcelona, 1976), cuenta desde este lunes en su gobierno con CIU, además de los independientes de AVVIC.

El acuerdo entre PP y CIU se ha producido tres meses después de las elecciones del pasado 11 de junio. Ha sido necesario todo un  verano para que los nacionalistas rebajaran sus exigencias y pasen finalmente a integrar el gobierno liderado -en minoría hasta ahora- por el vencedor de los comicios, Manu Reyes.

La líder local de CIU,  Anna María Pérez, quien exigió, en vano, la alcaldía a Reyes –y también al PSC- durante las  negociaciones postelectorales, ha aceptado  formar parte del nuevo  gobierno tripartito de Castelldefels.

Se trata del tercer tripartito consecutivo en Castelldefels, tras siete años de alianza entre PSC, ICV y CIU.

El pacto se gestó en Castelldefels entre el sábado y el domingo- el día de la Diada de Catalunya-, según varias fuentes consultadas por LAPREMSADELBAIX.

El acuerdo llega rodeado de un halo de polémicas nacionalistas asociadas al Onze de Septembre (en Badalona, en el mismo Castelldefels) y a la inmersión lingüística, ha cogido desprevenido a más de un agente sociopolítico en Cataluña. Unas polémicas que habían alejado notablemente a ambas formaciones. De esa manera, el pacto se ha alcanzado en el momento más inesperado.

En opinión de Reyes, el pacto "dará estabilidad al gobierno municipal, y permitirá ejecutar muchos de los proyectos que aún están pendientes".

El PP fue por primera vez la fuerza más votada en una ciudad gobernada ininterrumpidamente por el PSC durante 32 años. Se trata, a la vez, del primer triunfo de los conservadores en una localidad del Baix Llobregat, tradicional vivero de votos socialista, y en cualquier ciudad de Cataluña con más de 50.000 habitantes.

H. Marín     

El 'popular' Manu Reyes gobernará con los nacionalistas

El alcalde de Castelldefels, Manu Reyes (Barcelona, 1976), cuenta desde este lunes en su gobierno con CIU, además de los independientes de AVVIC.

El acuerdo entre PP y CIU se ha producido tres meses después de las elecciones del pasado 11 de junio. Ha sido necesario todo un  verano para que los nacionalistas rebajaran sus exigencias y pasen finalmente a integrar el gobierno liderado -en minoría hasta ahora- por el vencedor de los comicios, Manu Reyes.

La líder local de CIU,  Anna María Pérez, quien exigió, en vano, la alcaldía a Reyes –y también al PSC- durante las  negociaciones postelectorales, ha aceptado  formar parte del nuevo  gobierno tripartito de Castelldefels.

Se trata del tercer tripartito consecutivo en Castelldefels, tras siete años de alianza entre PSC, ICV y CIU.

El pacto se gestó en Castelldefels entre el sábado y el domingo- el día de la Diada de Catalunya-, según varias fuentes consultadas por LAPREMSADELBAIX.

El acuerdo llega rodeado de un halo de polémicas nacionalistas asociadas al Onze de Septembre (en Badalona, en el mismo Castelldefels) y a la inmersión lingüística, ha cogido desprevenido a más de un agente sociopolítico en Cataluña. Unas polémicas que habían alejado notablemente a ambas formaciones. De esa manera, el pacto se ha alcanzado en el momento más inesperado.

En opinión de Reyes, el pacto "dará estabilidad al gobierno municipal, y permitirá ejecutar muchos de los proyectos que aún están pendientes".

El PP fue por primera vez la fuerza más votada en una ciudad gobernada ininterrumpidamente por el PSC durante 32 años. Se trata, a la vez, del primer triunfo de los conservadores en una localidad del Baix Llobregat, tradicional vivero de votos socialista, y en cualquier ciudad de Cataluña con más de 50.000 habitantes.

H. Marín      Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.